Un aumento salarial irreal que desfavorece a mayoría de trabajadores

0
73

Por: Wilfredo Tejeda Castillo

 

Si usted es de los que trabajan en una empresa que tiene más de 10 empleados y menos de 50 y gana un sueldo mínimo de $17,610 y está haciendo cálculos con su aumento salarial, lamento decirle que no haga planes, a usted no le aumentaran ni un centavo.
El nuevo aumento salarial del sector privado, anunciado por el gobierno a través del Ministerio de Trabajo, dejará un sabor amargo a muchos empleados del país pues la mayoría de trabajadores que hoy ganan sueldo mínimo, no aplican para dicho incremento.
Llama la atención que por primera vez en la historia, el sector empresarial no pone ningún reparo en aplicar un alza salarial. No es para menos. El sector empleador es el más favorecido con la decisión del Comité Nacional de Salarios.

 

Según datos de la Encuesta Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples (ENHOGAR), menos del 2% de las empresas del país tienen más de 150 empleados, las que son las consideradas grandes empresas. Por lo que serán apenas el 1% (uno por ciento) de los trabajadores dominicanos quienes recibirán a partir de enero un sueldo mínimo de $21,000.

Peor aún, la inmensa mayoría de trabajadores dominicanos pertenecen al sector mypimes, empresas que no llegan a los 50 empleados. Esto significa que quienes hoy trabajan en este tipo de empresa y reciben un salario de $17,610, que era el mínimo no sectorizado hasta este miércoles 14 de julio, no recibirán ni un centavo de aumento salarial. Estas empresas no están en la obligación de hacerlo.

De acuerdo con los últimos datos de la Encuesta Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples (ENHOGAR). En República Dominicana existen casi 1.5 millones de mipymes, las cuales representan el 98% del total de empresas. Estas generan más de 2 millones de empleos en la economía, lo que equivale al 54.4% de la población ocupada del mercado laboral. Es decir que el 98% del total de las empresas del país estarían fuera del rango de las empresas que deben pagar un sueldo mínimo de $21,000.

Dicho de otro modo, si trabajan en una empresa que no sobrepasa los 50 empleados, su salario mínimo legal será a partir de ahora solo $12,900, es decir menos que antes. Ahora con sus mismos $17,610 quedan muy por encima del sueldo mínimo. Por tanto no aplican para el aumento.

Para poner un ejemplo: en el peor de los casos, una empresa que tiene 50 trabajadores de los cuales 20 ganan sueldo mínimo de $17,610 esos 20 pueden ser despedido y la esa empresa puede contratar 20 nuevos trabajadores por un salario de $12,900 y estaría perfectamente cumpliendo con la ley.

Hoy día en el sector privado no sectorizado es difícil encontrar una empresa entre 10 o 50 empleados donde alguien tenga un salario inferior a los $17,610. A partir de ahora ya no será así. Las personas que sean contratadas por empresas que estén en ese rango solo tendrán que pagar a sus trabajadores de sueldo mínimo $12,900. Por tanto el citado aumento es irreal, más bien es un retroceso para el trabajador dominicano y una ventaja para el empresariado.

En República Dominicana este año la tasa de inflación anualizada es de 10.38 %, la más alta prácticamente en una década, en el renglón de alimentos y bebidas no alcohólicas, se estima en el 12.46 % de acuerdo al Banco Central.
“El costo de la canasta básica promedio nacional, que se sitúa en los 37 mil 293 pesos con 53 centavos. Esta cifra triplica el salario mínimo real de grandes empresas del sector privado que es de 12 mil 331 pesos”

Resulta curioso, preocupante y extraño que el sector sindical no haga dicho nada con relación a la reclasificación empresarial que solo viene a empobrecer mas a los trabajadores. Más extraño aún resulta, que el día que se da a conocer esta decisión del Comité Nacional de Salarios el gobierno emite un decreto que otorga pensiones de entre $75,000 y $50,000 a los más conocidos dirigentes sindicales del sector laboral.

La reclasificación, en la cual se ha basado este acuerdo, considera las microempresas con hasta 10 trabajadores y ventas brutas de hasta 8 millones de pesos anuales, las pequeñas de 11 a 50 trabajadores y ventas brutas de entre 8 hasta 54 millones de pesos en ventas anuales, las medianas de 51 a 150 trabajadores y ventas de 54 a 202 millones de pesos en ventas anuales, y las grandes, con más de 150 trabajadores y más de 202 millones de pesos de ventas brutas anuales.

El autor es abogado, comunicador, especialista en derecho laboral y constitucional. Maestría en Historia Dominicana.