Las Finanzas Personales en Tiempos de Crisis

0
26

Por: Pedro Tejeda

Sin dudas que la crisis de la salud provocada por la pandemia COVID-19 ha repercutido en las economías de todos los países del mundo, por la merma en la producción de los bienes y servicios, el aumento del costo de los mismos, y el subsecuente despido de los trabajadores, quienes repentinamente han visto reducir sus ingresos. En el caso de la República Dominicana, se le agrega el despido masivo de servidores públicos, como consecuencia de un cambio de partido en la dirección del Estado. Las economías de todas estas personas se tornan muy críticas.

Esta gran crisis requiere de mecanismos idóneos para enfrentarla y no sucumbir ante ella. Hoy mas que nunca se necesitan conocer las herramientas que permitan manejar la situación, y una de ellas son las finanzas.

En consecuencia, nos proponemos dar algunas pinceladas para sus conocimientos, con el propósito de que podamos aplicarlas y nos ayuden a sortear estos momentos.

Las finanzas son unas más de las funciones que se dan en todas las entidades, son innatas a ellas, ocurren aunque uno las ignore. Todos recibimos y pagamos dinero. Tal como sucede con las funciones de los órganos del cuerpo humano, ocurren aunque uno no sepa cómo, aunque no sepamos siquiera que existen. Por eso es mejor que conozcamos sus existencias y funcionamientos, así podremos gestionarlas con mayor eficiencia.

En ese sentido, las definiremos de manera bien simple, para el entendimiento de todos: Finanzas es el financiamiento e inversión de los recursos necesarios para el logro de los fines de la entidad. Asi de sencillo. Entendiendo por financiamiento, la obtención, búsqueda, o ingresos de los recursos; por inversión, el uso o aplicación que hacemos de ellos; y por recursos, el dinero en todas sus naturalezas, es decir, efectivos o en bienes.

Debemos saber que las finanzas existen en todos los ámbitos organizacionales. Son éstos las personas, las familias, las organizaciones, y el Estado. Aquí hablaremos de las finanzas en el ámbito personal.

Las personas tenemos tres grandes fuentes de financiamientos o ingresos de dinero: 1ro. el obtenido por la actividad económica habitual; 2do. el obtenido por regalos o donaciones; y 3ro. el obtenido por préstamos (pasivos). El primero se considera como ingreso ordinario, por su regularidad, porque tiene una periodicidad, un orden; los otros dos, son considerados ingresos extraordinarios, porque son casuales u ocasionales, no regulares. El primero y el segundo son recursos propios, pero el tercero, no, tendremos que devolverlo y con creces en algún momento. Para eso habremos de producir más recursos propios para pagar recursos ajenos.

También tenemos tres grandes partidas de inversión: 1ro. la compra de bienes duraderos o activos: casas, vehículos, muebles del hogar, etc.; 2do. la adquisición de insumos o gastos: alimentos, medicinas, escolares, etc., y 3ro. el pago de los que recibimos en prestamos (pasivos).

Es importante conocer todas muestras fuentes de financiamientos, así como, muestras partidas de inversión, pues son los elementos financieros que nos permitirán organizar nuestra economía, son los que nos permiten determinar nuestra capacidad de ahorro y la necesidad de prestamos, cuántos y cuándo. Recordemos que el dinero recibido en préstamos no es nuestro, habrá que devolverlo. Por lo tanto, no se toma prestado en cualquier momento, ni más de lo necesario, ni para cualquier cosa; sino, preferiblemente, para inversiones rentables, es decir, para producir un dinero mayor, que nos permita pagar y ganar. Se toma prestado para inversión reproductiva, no para consumo. Los préstamos deben pagarse por sí mismos. Así que evitemos acudir a ellos para comprar activos improductivos, o para consumo.

El camino mas fácil para caer en bancarrota es pagar dinero ajeno con dinero propio. Si hacemos eso, encima de que nuestros ingresos se redujeron, la desgracia es segura. La mejor salida es reajustar nuestra economía a la nueva realidad, y el eje fundamental para eso son las finanzas.

De la manera cómo organicemos muestras finanzas, dependerá, en gran medida, el salir airoso o no de la crisis. Y la manera de organizar las finanzas se plasma en el presupuesto. Así que, conocer los elementos fundamentales de las finanzas y materializarlos en el presupuesto es el camino mas seguro para vencer.

Cómo elaborar un presupuesto personal o familiar lo veremos en otra entrega.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here