La corrupción en las entrañas del poder.

0
115

 

Por Juan Severino

Todas las acciones delictiva y de corrupción que la sociedad ha estado conociendo han tenido un común denominador que ha sido el causante de ése deseo ardiente de hacer las cosas por encima de las consecuencias, y ese común denominador ha sido el poder.

Estás acciones han sido cometida entendiendo que el poder es la facultad o la capacidad que le da cierta influencia o cargo a una determinada persona para llevar acabo ciertos hechos; así mismo hay funcionarios que entienden que el poder le da la facultad de hacer determinado acontecimientos y que no hay nadie que se lo impida, pero todo eso se agrava cuando todas ésas acciones van en contra de toda norma.

La corrupción se esta arropando con el poder, no solo basta pensar en la acción del coronel Mariñe, al momento que le quitaron la vida a la Elizabeth Muñoz y a Joel Díaz, esa joven pareja predicadores. Ese tipo de acción nos dice que hay una mafia encrustada en los altos niveles del cerco policíal, y lo que salió después de todo eso sobre Mariñez, nos da a entender que él simplemente era el Jonh wick, de una parte de esa mafia pero que seguirá actuando igual, pero con otro que ocupe su lugar.

Nos hemos ido dando cuenta de grandes actos de corrupción en lo más alto niveles, de influencia del poder, como la operación antipulpo, orquestada por la familia Presidencial, significa que en niveles bajos también hay actos que nadie todavía lo imagina.

Hay un refrán que dice que la avaricia rompe el saco, y los que hemos visto la película el gánster américano nos hemos dado cuenta que no solo la avaricia personal es la que rompe el saco, sino la avaricia de quienes tenemos al rededor, y eso es lo que le ha pasado Danilo Medina, y su más cercano equipo de confianza, su encargado de seguridad y su asistente personal Robert de la Cruz, se dieron cuenta que lo importante que era que nadie se le negara, porque la presión que ejercian era lo que en verdad lo paraba, porque tenían acceso a todo y nadie le impedía nada

 

Cuando el amo no controla al perro, el perro se come al amo, éste terminará siendo el común denominador de todas esas acciones de corrupción.

Nuestro país ha tenido unos días tuburlento cargado de actos propio del ilusionista, como el de la lotería, y nos seguimos preguntando a quien se le ocurría; la verdad es que hay gente cargada de osadía.

Hablando de osadía, como se le ocurrió a la pastora Rossy Guzmán ser socia de un drink olvidando que hay una máxima que expresa que no todo el dinero se gana, y peor aún ella se paso de bacana; pero mientras ella oraba, el mayor Cáceres en el tribunal casi predicaba, pero lo mejor fue ver como Raúl Girón hablaba… Casi en lenguas y entonces fue lindo ver como hasta la defensa rezaba, y la verdad fue que ellos nunca se lo imaginaban, mientras la fiscalía se lo gozaba, y más con ésas palabras que expresaba «aquí no hay miedo».

Lo que la gente se ha gozado han sido los memes que se han surgido al descubrir tanta falsedad, ahora nos preguntamos si tenemos una fuerza militar de verdad, porque con todo lo que hemos visto, sus acciones dejan mucho que pensar, por lo que entiendo que ésa profilaxis no se puede hacer esperar.

Vamos ver rápidamente lo que podemos llamar la pirámide del poder económico, para que entonces podamos situar el statu de la visión de como operaba la operación Coral:

Una nación es concebida por su estado y la sociedad, en ese sentido la sociedad es la productora del dinero a través del trabajo y el consumismo y el estado es quien establece las leyes y las reglas del mercado para administrar todo y ser el más enriquecido, pero hay quienes quieren recibir más de lo permitido, entonces muchos de dan cuenta que trabajando con el cumplimiento de un horario o con una sola fuente de ingreso no podrían obtener lo que otros han obtenido, y es así como los grupos económicos y las corporaciones son los que se anteponen por encima de los poderes del estado, y de ahí que muchos se asocian para hacer sentir su poder, y es por esto que los bancos, los manejadores de fondos y grupos logran crear mecanismo de negocios buscando rentabilidad, para producir dinero sin la necesidad de que sus asociados tengan que trabajar para producirlo. Así podemos entender la visión de negocio que creó el mayor Cáceres Silvestre, al mostrarle a ese equipo como alcanzar la llamada y soñada libertad financiera.

Siendo Danilo Medina, un político tan sagas y que enarbolo en todos los escenarios, incluyendo sus tomas de posesión, de que era un abanderado de la lucha contra la corrupción, nos preguntamos si Medida estaba ciego, se hacía el loco o estaba implicado en todo… porque no se entiende que familiares tan cercano, militares de conocimientos íntimos, y funcionarios de confianza, estuvieran haciendo tanta travesura y él bien gracias, hablando con su cara dura.

Qué habrá querido decir el mayor Cáceres, cuando dijo «que no hay muchas mentiras, sino verdades retorcidas».

Todavía hay muchos en el poder que no entienden que avanzar tanto se puede convertir en retroceder.

La corrupción esta en las entrañas del poder:

Por omisión o acción, como la cámara de cuenta.

Actos ilícitos en la JCE, con el voto en el exterior.

En los cuerpos castrence son demasiado como para enumerarlos, sin dejar de lado la mafia que operaba en interior y policía.

En el sistema de salud se dieron a conocer algunos, bien manejado, y por eso no han explotado todavía.

El escándalo de la lotería, sin mencionar lo que pasaba con el programa quédate en casa, el cual fue estafado con casi 3000 millones, y lo que falta por saber todavía.

Empezamos con la operación Caracol, luego Antipulpo, ahora vamos por Coral, en la semana sabremos a quien le tocará rezar, porque la corrupción seguirá naciendo en las entrañas de los que creen que nacieron para gobernar.