Génesis del conflicto entre República Dominicana y Haití

0
42

 

Los conflictos territoriales entre dominicanos y haitianos son ancestrales y en éstos los quisqueyanos hemos perdido más de 6 mil Km2, hoy ha surgido una nueva controversia con la toma de agua que se construye sobre el rio Masacre. Hacemos un pequeño análisis desde el origen de los conflictos territoriales entre ambos estados hasta la perdida de una parte del territorio dominicano.

A la llegada de los españoles a la isla, la misma estaba dividida en 5 grandes cacicazgos y estos a su vez en pequeñas demarcaciones que llamaban nitaínos, ya para inicio del siglo XVI se habían fundado varias villas, entre ellas la de Santo Domingo, Santiago, La Vega, el Seibo, Azua, todas éstas en la parte oriental de la isla, mientras que en la parte occidental de la isla se fundaron la Villa de Guárico, Villa Lares de Guhaba, Bayajá, Yaguana, Monte Cristi, etc.

Durante el siglo XVII se da un acontecimiento que marcaría el destino de la isla, el gobernador de entonces Francisco de Osorio decide devastar las villas fundadas en la parte occidental de la isla, bajo el pretexto de que se estaba comercializando la Biblia protestante por esa parte de la isla, lo que trajo como consecuencias que la población de estas villas fueran trasladadas al norte de la villa de Santo Domingo y fundaran las ciudades de Monte Plata (fusión entre Puerto Plata y Monte Cristi), Bayaguana (fusión entre Bayajá y Yaguana) además de la villa de Boya. A éste acontecimiento se le conoció como “Las Devastaciones de Osorio”, el cual sería la génesis para el surgimiento de la colonia francesa de Santo Domingo (posteriormente Haití).

Las constantes guerras entre España y Francia  repercutirían en la isla y para finales del siglo XVII se firmaría el Tratado de Ryswick en donde Francia obtiene de España la parte occidental de la isla de Santo Domingo, lo que le daba presencia legal a los franceses en la isla. En 1777 se firmaría otro tratado producto de los conflictos bélicos de las dos potencias europeas, el Tratado de Aranjuez  que estableció las fronteras entre los territorios español y francés en la isla La Española,  cerca del 25% del total de la isla corresponderían con el nuevo tratado a los franceses. Casi dos décadas después, el 22 de julio de 1795, Francia y España firmaron el tratado de Basilea, en virtud del cual las dos naciones europea dan por terminada la guerra y en virtud de los acuerdos, Francia le devolvió a España las áreas que había tomado durante la guerra en la Península Ibérica, y España le dio a cambio su colonia situada en la parte oriental de isla de Santo Domingo.

La guerra de independencia de Haití ocurrida a inicio de siglo XIX, en la que los independentistas haitianos expulsan a los franceses de la parte occidental de la isla y proclaman, en virtud del tratado de Basilea, la indivisibilidad de la isla, pero los haitianos no pudieron concretizar la expansión de su dominio sobre la parte oriental, la cual quedó momentáneamente bajo el dominio francés, hasta que en 1809 se daría “La reconquista” de Juan Sánchez Ramírez, en la que España vuelve a tener dominio de la parte Este de la isla.

La situación económica por la que atravesaban los criollos de Santo Domingo, más el olvido por parte de España de su colonia trajo como consecuencia, primero la independencia efímera de 1821 y posteriormente la ocupación haitiana de 1822 con Jean-Pierre Boyer, quien habría unificado el territorio haitiano, (dividido en dos Estados, el Estado del Norte y la República del Sur de Haití).

Los 22 años de ocupación haitiana en Santo Domingo no bastaron para que la que fuera la colonia más rica de América, impusiera su idioma y costumbre al pueblo dominicano, por lo que en febrero de 1844 es proclamada la independencia nacional y meses después es elaborada la primera Constitución dominicana, en la que se establecían  que los límites de la Republica Dominicana, son los mismos que se establecieron en el tratado de  1793 con la parte occidental de la isla, o sea cerca del 75 % de la isla debió seguir perteneciendo a la Republica Dominicana, incluía para el naciente Estado todo el Departamento de Hincha, Las Caobas, San Rafael y  San Miguel (hoy territorio haitiano) y que en esta primera carta magna esas demarcaciones tuvieron constituyentes, verbigracia, Las Cahobas, a Juan P. Andújar y San Rafael de la Atalaya  a J. N. Tejera,  como sus constituyentes, posteriormente José Mateo Perdomo por Hincha.

Durante la primera República el Estado dominicano se dedicó a proteger la nación, sobretodo de las incursiones del ejército haitiano, protegiendo la zona más oriental de la isla y las ciudades de mayor cantidad de habitantes dominicanos, por lo que había dejado a su suerte la parte central, ya habitada por haitianos, lo que aprovecharon los haitianos para ocuparla y establecerse en ella utilizando el principio de determinación de los pueblos, por lo que se le hizo difícil al pueblo dominicano reclamar un territorio donde la cultura era haitiana, el idioma era el francés o el creol y su población tenia los rasgos característico de esa nación.

Para 1929, durante el gobierno de Horacio Vásquez se firma el Tratado de Fronteras Domínico-Haitiano, en este el Estado dominicano cede al Estado haitiano 4,572 km² (8 % del territorio dominicano) y para 1936  durante el gobierno dictatorial de Rafael Leónidas Trujillo se firma  el Tratado con Haití en donde se pone punto final a las controversia y cedemos  otros 1,628 km² (3 %). A partir de ese momento Haití toma posesión de derecho, ya que de hecho hace tiempo la tenía, de las siguientes demarcaciones: San Rafael de la Angostura, San Miguel de la Atalaya, Hincha y Las Caobas, demarcaciones ocupadas paulatina y pacíficamente por los haitianos.