EEUU: Torneo de básquet universitario regresa tras suspensión de un año por covd-19

0
134

Washington, Estados Unidos | AFP |

El ‘March Madness’, el torneo de básquetbol universitario de EEUU, que fue suspendido en 2020 por el covid-19, regresa este año con un desafío diferente a cualquiera que haya enfrentado.

El nuevo evento, con 68 equipos, generalmente distribuido por todo el país, se jugará en su totalidad este año en Indianápolis, con protocolos de seguridad implementados para proteger a los equipos mientras completan los juegos que se extenderán hasta el 5 de abril.

El espectáculo de mil millones de dólares es un elemento básico de la televisión estadounidense, en el que se exhiben las futuras estrellas de la NBA y predecir los resultados se ha convertido en una tradición en el país.

«Esta es una gran época del año en la que podemos ver todo lo que sucede con el baloncesto universitario», dijo Mitch Barnhart, presidente del comité de baloncesto masculino de la Asociación Nacional de Deportes Universitarios (NCAA).

«Lo que estamos viendo es esto que le encanta a nuestro país. Olvidamos lo que estos entrenadores y atletas se perdieron el año pasado. Que no tuvieron la oportunidad de celebrar», añadió.

En lugar de disputarse por todo el país, los funcionarios crearon una atmósfera de burbuja en el corazón de un estado (Indiana) donde el baloncesto universitario es una pasión.

Con los campeones anteriores Virginia, Duke y Kansas entre los equipos eliminados de los torneos de la conferencia la semana pasada por pruebas positivas de covid-19, la necesidad de protocolos de seguridad es clara.

Un equipo por piso se alojará en los hoteles de la zona con solo una persona por habitación. Se utilizarán máscaras, dispositivos de distanciamiento social y rastreo social.

«Una vez que tengamos gente aquí, estamos seguros de que podremos progresar y superar las rondas del torneo», dijo Barnhart.

Los equipos deben dar negativo durante siete días antes de llegar a Indianápolis y están sujetos a pruebas diarias a partir de entonces. Diez llegaron el sábado y 17 más debían de hacerlo el domingo. Los equipos podrán competir con tan solo cinco jugadores.

Se utilizarán las sedes universitarias dentro y cerca de Indianapolis, así como la casa de los Indiana Pacers de la NBA y el estadio donde juegan los Colts de la NFL, donde la final se llevará a cabo el 5 de abril.

js/meh/ma

 

© Agence France-Presse