Denuncian que el Vaticano ha sido hackeado por China

0
20

En los últimos meses, China recibió varias acusaciones sobre hackeos y robos cibernéticos. Ocurrió en la carrera por encontrar la vacuna por el coronavirus ​y ahora saltó a la luz otro posible escándalo. Según una publicación de los Estados Unidos, esta vez los chinos hackearon al Vaticano, en la previa de una negociación clave.

El presunto hackeo fue protagonizado por un grupo llamado RedDelta y comenzó en mayo con miras a las negociaciones en septiembre sobre el acuerdo provisional sobre la designación de obispos, dice un reporte difundido el martes por Recorded Future, un grupo basado en Estados Unidos que monitorea ciberataques de entidades estatales. Antes, el hackeo fue reportado por el New York Times.

El grupo de monitoreo aseguró que también fueron hackeados la Misión de Hong Kong para Relaciones con China, un importante organismo vinculante entre la Santa Sede y el gobierno de Beijing, y el Instituto Pontificio de Misiones Extranjeras.

«La presunta intrusión en los datos del Vaticano le daría a RedDelta una idea de la posición negociadora de la Santa Sede antes de la renovación del acuerdo», dice el documento. Y agrega que además China podría obtener «valiosa inteligencia» sobre las posturas de las entidades católicas de Hong Kong hacia las multitudinarias protestas que se producen allí.

Según el informe, los ataques cibernéticos continuaron hasta por lo menos el 21 de julio. En su trayecto, incluyeron también un aparente intento de «phishing» con un documento con el sello oficial de la Secretaría de Estado del Vaticano dirigido al director de la Misión de Hong Kong para Relaciones con China.

Ante la publicación del informe, el Vaticano declinó formular comentarios al respecto, mientras que el Ministerio de Relaciones Exteriores de China negó estar involucrado, calificando el informe de «especulación infundada». Pocos días atrás, Estados Unidos también había involucrado al gobierno chino en ataques a través de la red contra laboratorios que trabajan en la búsqueda de la vacuna del Covid-19.

En China, los 12 millones de católicos que hay en el territorio están divididos entre los fieles a la oficialista Asociación Patriótica Católica, independiente al mandato del papa, y los fieles al Vaticano, que funcionan en la clandestinidad. Los párrocos y sacerdotes de la iglesia clandestina con frecuencia son detenidos u hostigados por el gobierno.

En 2018, el Vaticano y las autoridades chinas llegaron a un acuerdo sobre designaciones de obispos para unir a la grey, normalizar el status de siete obispos que no eran reconocidos por Roma y reducir décadas de frías relaciones entre China y el Vaticano. Ahora, las negociaciones buscan renovar esos acuerdos.

Con información de AP.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here