Carolina Almonte, nuevo talento local que apuesta por el slow fashion y la moda de consumo responsable.

0
50

 

Santo Domingo, R.D. La emergente y talentosa diseñadora Carolina Almonte, presentó su colección «Cápsula de otoño-invierno 2021», inspirada en la película Cruella, en el marco del RD Fashion Week y como parte de la colectiva de diseñadores emergentes, egresados del Instituto Técnico Superior Mercy Jácquez.

“Cruella fue el personaje que inspiró nuestra colección. Al ver la película me encantó lo que interpretó, como una crítica a la industria de la moda”, explicó de entrada Almonte.

En ese mismo tenor, la artista especificó que le resultó de mucha inspiración la escena en la que el personaje sale con un enorme vestido, cuya cola era de ropa desechada en los vertederos y sobre un camión de basura realizó una pasarela.

“Por eso escogimos esta estética, precisamente para recordar que eso es la moda. Cosas que amamos y decimos desechar convirtiéndolas en basura. Y es que en la industria urge un cambio: encaminarnos hacia una moda más sostenible y de consumo responsable”.

Carolina Almonte fue escogida junto a sus colegas, Denisse Morel, Lorena Camille y Yohanna Mordán, para representar a la escuela de modas, en honor a la celebración de sus cuarenta años y en memoria de su fundadora Mercy Jácquez.

Asimismo, la diseñadora hizo uso de técnicas de manipulación textil, rehusando los textiles que, por lo regular, suelen ser desechados en los talleres, creando combinaciones de siluetas a temporales con un estilo dramático y de estética desarreglada, lo que causo emoción en el público presente.

De igual manera, la marca Carolina Almonte mostró en escena sus piezas en modelos de talla curvy; demostrando ser una línea que comprende el cuerpo de las mujeres reales, contando así con el apoyo de la agencia Curve Models RD.

“Estamos trabajando en nuestra colección formal de primavera verano 2022, cargada de esenciales para la mujer emprendedora, con el estilo que nos caracteriza, como lo es el drama y lo vanguardista, respetando el uso de los textiles y la mano de obra local, que son parte de nuestros valores como una marca slow fashion”, finalizó.