Ácido del diablo”, un arma que deja marcas en la sociedad dominicana.

0
20

 

Por Escarlin Pozo

 

.- El “ácido del diablo” es considerado como un arma química letal que no solo deja daños físicos y psicológicos a sus víctimas, sino también cicatrices internas a sus familiares y a la sociedad dominicana.

La cicatriz y el dolor es aún más marcado cuando la víctima pierde la batalla de la vida, como fue el caso de la joven Yanelis Arias, quien fue rociada con este químico hace 15 días, luego que un hombre llamara a la puerta de su casa para entregarle un ramo de flores.

El vendaje la cubría por completo, evidenciándose que el ácido había alcanzado todo su cuerpo, según especificó la periodista Edith Febles, quien había entrevistado a la tía de Yanelis hace tres días.

La tía le había comentado que se encontraba muy esperanzada de que sobreviviría, pero no fue así. Yanelis no se recuperó de aquel fatal momento.

El país reacciona ante esta noticia
Desde el día de ayer, cuando fue anunciada su muerte, los usuarios en las redes sociales, Twitter, Facebook e Instagram, no han parado de expresar su consternación ante esta noticia.

“Acido del diablo” y su prohibición en RD.
Desde el 2010, a través de la resolución 104-2010, en República Dominicana está restringida la venta de este químico al consumidor final de destapadores de tuberías.

Esta resolución fue emitida por el Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor), sin embargo, los casos de personas roseadas por este ácido siguieron registrándose en el país.

Ante esta problemática, ciudadanos piden poner mano dura al cumplimiento de esta resolución para evitar que vuelvan a ocurrir estos casos en el país.

Luego de este último suceso, el director del Instituto Nacional de Pro Consumidor, Eddy Alcántara, comunicó que la entidad incautará y sancionará por la comercialización del también denominado “plomerito”.

En el 2020, luego de que la joven Yocairi Amarante fuese roseada por este químico, legisladores elevaron su voz para que se prohíba la venta del producto.