A propósito de la situación de acusaciones de narco a funcionarios, dirigentes y legisladores del PRM.

0
8

 

 

Por Manuel Brito

El profesor Juan Bosch inició su campaña electoral bajo consigna Vergüenza contra dinero en las elecciones del 1962.

A propósito de las acusaciones que enfrenta el PRM y el gobierno de Luis Abinader con el involucramiento de legisladores, dirigentes y funcionarios en otro país otro gallo cantaría en el escenario político nacional. Solo en nuestra sociedad una situación así con el alcance de tal escalado seguimos la fiesta con la misma rumba sin que nadie se sonroje menos se imute del litoral gobierno y partido.

Lo que nos hace pensar la urgencia de retomar, de volver a Juan Bosch, cuando asumió en la campaña electoral del 1962 acuñando la consigna “Vergüenza contra dinero”, inició así una campaña por la presidencia de la República después de lograr un amplio apoyo de las masas campesinas, los obreros, los desempleados, y otros núcleos de bajas condiciones económicas.

Esta frase asumida por Bosch, que es originaria, del político cubano fundador en 1947 del Partido del Pueblo Cubano o Partido Ortodoxo), Eduardo René Chibás y Ribas, fue el “leitmotiv” en la campaña de Bosch.

Bajo ese lema desarrolló una intensa campaña caracterizada por su acento en la denuncia de la corrupción del pasado régimen dictatorial de Rafael Leonidas Trujillo Molina.

Porque si el sistema de partidos políticos dominicanos no vuelve a esos principios de Bosch, que siempre he dicho que para muchos parecería estar fuera de moda, fuera de Epoca, desfasados, como que la Érica y los principios fueran o son como la cosecha de la safra de un peoducto o rubro agrícola cualquiera, no intrínsecos al ser humano en su vida, estaríamos en un momento ya tarde para la democracia y la vida social en convivencia democrática del pueblo dominicano.