0
100

“Las Mil y una” es un film de la directora rioplatense Clarisa Navas, que bajo el
pretexto de contar la historia de amor entre dos chicas en un barrio popular de
una capital estadual, derriba prejuicios sociales, tabúes y es una caricia para
quienes son parte de disidencias, que se para enfrente de lo naturalizado.
Luego que las vivencias de “Iris”, “Renata”, “Ale” y su entorno; cautivaran al
público alemán en el Festival de Cine de Berlín, el largometraje argentino viene
arrollando con la crítica y la taquilla.


“Iris” es una adolescente de 17 años que juega al basquetbol, que comienza a
percibir que le interesan más las chicas que los chicos, cuando aparece
“Renata”, comienza una tierna historia de amor, en la siesta calurosa y sensual
de cualquier pueblo latinoamericano, de tierra y cuerpos ardientes.
Este lunes 23, martes 24 y miércoles 25 de noviembre se va estrenar en la
página web del Festival de Cine de la ciudad costera de Mar del Plata, en
forma totalmente gratuita y estará disponible de igual modo en la Cine.ar.
“Me llena de emoción que la película pueda servirle a mucha gente que es
parte del colectivo LGTBQ, que les da esperanza y les dice que está todo bien
con ser parte de una disidencia, teniendo en cuenta que por ahí recibe bulling
en el barrio o en el colegio y que puede estar pasando por un mal momento, en
especial a los jóvenes, que van a sentir la película como un gran abrazo”,
expresó Luis Molina, actor argentino que es “Ale” en la película.


Acerca de que condimentos hacen de “Las Mil y una” una película que genera
esta repercusión en diversos lugares del mundo, Molina analizó: “La película es
una defensa del colectivo LGTB y de los barrios de la periferia, que son
considerados y retratados como peligrosos, como lugares consumidos por la
droga y la inseguridad; creo que la película cambia el foco y muestra que existe
una sensibilidad posible, algo más, que hay un abanico de posibilidades, más
allá de esta manera de contar estos barrios, con mucho estigma, “Las Mil y
una” defiende y resiste a esas convenciones”.


El término LGBTIQ+ está formado por las siglas de las palabras lesbiana, gay,
bisexual, transgénero, transexual, travesti, intersexual y queer . Al final se suele
añadir el símbolo + para incluir todos los colectivos que no están representados
en las siglas anteriores; quizá por eso también “Las Mil y una” provoca todas
estas reacciones, porque suma, incluye, demuestra que por sobre todas las
diferencias, ideológicas, sexuales, sociales, todos somos humanos, todos
queremos amar y ser amados.